Todas las entradas por trimarpa

Así es mi profesora

Anuncios

Alimentación… no termina aquí

Despues de unos meses de trabajo con el curso de “Alimentación y nutrición para una vida saludable”, he de decir que no me gustaría que esto acabase aquí para mi y mis compañeros, ya que solo ha sido una puerta que abre el campo a la curiosidad en este ámbito tan oculto y del que poco se habla.

Se ha hecho un recorrido por todos los aspectos que se deben saber para iniciarse en este tema, haciéndonos conscientes y participes en todo momento mediante la resolución de actividades a modo de casos prácticos, viendo así la realidad por si algún día tuviésemos que actuar.

Decir que estoy muy satisfecha y si hubiera una continuación en esta formación, no dudéis que tenéis una alumna si o si.

Saludos, Trini.

Reflexión alérgenos, intolerancias y mitos

En la sociedad, conforme pasan los años, vamos avanzando de forma tecnológica y en la sanidad, también ha habido muchos estudios, en el que se han descubierto muchas alergias y ahora, que está de moda, las intolerancias, todo ello muy relacionado con los mitos.

De cara al alumnado, deben conocer qué diferencia hay entre cada uno de los conceptos nombrados anteriormente, cómo se diagnostican, sus síntomas, tratamiento y cómo actuar en caso de no conocer si lo son.

¿Mitos? Mil y uno con respecto a la salud y alimentación, y por supuesto, los “remedios caseros” o naturales que no siempre son tan fiables como lo pintan.

Mitos sobre alimentación-nutrición

 

El agua engorda durante las comidas

FALSO: El agua es un nutriente acalórico, es decir que no aporta calorías. Por tanto no engorda ni adelgaza si se toma antes, durante o después de las comidas. Además, el agua es una fuente importante de minerales y electrolitos y un elemento vital para mantenernos correctamente hidratados.

La fruta después de la comida engorda

FALSO: La fruta tiene las mismas calorías, no engorda porque se tome en un determinado orden, sino porque la cantidad de calorías ingeridas supere las necesidades del individuo. Lo que sí es cierto es que la fruta tiene un alto contenido en fibra, lo que provoca una sensación de saciedad. En determinadas dietas de adelgazamiento lo aconsejan porque se tiene menos apetito en los platos siguientes. Una dieta equilibrada debe incluir el consumo de al menos tres piezas al día de fruta, ya que son una fuente importante de vitaminas y minerales

El pan engorda… y la miga más

FALSO: El pan no es un alimento de elevado valor calórico y además es pobre en grasa. Es rico en hidratos de carbono, nutriente que constituye la base de la dieta mediterránea. Otra falsa leyenda que acompaña al consumo de pan, es aquella que afirma que la miga engorda mucho. Es incorrecto, ambas son el mismo producto, lo que ocurre es que la corteza por acción del horneado se deshidrata mientras que la parte interior (la miga) conserva mayor cantidad de agua, de ahí su aspecto esponjoso

Saltarse una comida adelgaza

FALSO: Es un mal hábito. Los especialistas recomiendan realizar cinco comidas al día, de esta manera controlamos nuestro sistema hambre-saciedad, ya que al repartir la ingesta en varias tomas al día no llegamos a la siguiente comida con un hambre excesivo que nos haría comer de más.

Menú escolar y día activo

La siguiente entrada del blog está dedicada a reflexionar sobre lo trabajado en las actividades del menú escolar y el día activo.

Respecto al menú escolar, es importante tener en cuenta iPods recomendaciones de la guía de Perseo, diferenciando los grupos de alimentos, sus raciones y viendo si coinciden o no con lo recomendado. Se ha buscado un ejemplo por internet y se ha visto si cumplía o no las recomendaciones.

Por otro lado, se ha analizado en un día activo las kcal que se tantán al día según las actividades realizadas, según peso, sexo y un factor. Al final, se intenta comparar si el ejemplo personal se ajusta a lo teórico.